Venas

Las venas son estructuras ramificadas que transportan sangre desde los tejidos superficiales y profundos hasta el corazón. Igual que un río que se alimenta de arroyos, las venas principales se alimentan de venas más pequeñas que, a su vez, se alimentan de venas aún más pequeñas.
 
 
Existen muchos mitos y “viejas creencias” sobre las venas, las venas varicosas y los trastornos venosos, que no son ciertos. A continuación presentamos algunos de ellos:
Para entender las venas, tenemos que comprender cómo funcionan antes de empezar a examinar venas individuales y a ver lo que puede sucederles.
Se pueden encontrar trastornos venosos por todo el cuerpo, aunque la mayoría de ellos se encuentran en las piernas, tales como las venas varicosas, las venas de araña, el eczema venoso, las úlceras en las piernas, la flebitis, la trombosis venosa profunda y otros trastornos que se presentan en la sección de trastornos del College of Phlebology.
 
Para ayudarle a entender estos trastornos y los tratamientos que podemos llevar a cabo actualmente para curarlos, el College of Phlebology ha creado una guía sobre las venas principales del cuerpo que pueden verse afectadas por enfermedades y afecciones venosas.
 
Estos trastornos y enfermedades de las piernas se producen cuando ciertas venas presentan anomalías, por ejemplo, cuando las válvulas no funcionan, aparecen coágulos u otros problemas. No todas las venas causan el mismo trastorno cuando no funcionan correctamente y las distintas venas requieren tratamientos diferentes.
 
En esta sección examinamos las venas principales del cuerpo, explicando dónde se encuentran, qué puede sucederles y qué tratamientos son apropiados para cada una de ellas si necesitan tratamiento.
  • Venas superficiales principales (tronculares) de las piernas
Las venas superficiales principales (tronculares) son las venas principales que se encuentran encima del músculo, pero debajo de la piel. Están situadas en la grasa subcutánea y normalmente no son visibles. En raras ocasiones, en gente muy delgada, secciones de estas venas tronculares se pueden ver a nivel superficial. Dado que las venas más superficiales que son visibles drenan en estas venas, prácticamente todos los problemas venosos superficiales provienen de al menos una de estas venas tronculares. Haga clic a continuación en el nombre de la vena pertinente para obtener más información:
 

Venas Perforantes

Las venas superficiales principales (tronculares) vacían sangre desoxigenada al sistema venoso profundo en las uniones principales de la ingle (unión safenofemoral) y por detrás de la rodilla (unión safenopoplitea). Sin embargo, en la pierna hay aproximadamente otras 150 venas comunicantes más pequeñas que llevan sangre venosa (desoxigenada) desde las venas superficiales principales (tronculares) directamente al sistema venoso profundo, “perforando” el músculo. Así, se las conoce como venas perforantes o “perforantes”.

Venas que son visibles en la superficie (venas reticulares y venas de araña)

En la gente normal, se pueden ver a menudo venas de color verdoso bajo la piel, especialmente alrededor de las articulaciones. Si estas venas están abultadas, pueden ser venas varicosas. Sin embargo, si son visibles pero no están abultadas, se suelen denominar simplemente “venas reticulares”. Si son diminutas y superficiales, a menudo de color morado, azul o rojo, se llaman “venas de araña” o telangiectasias. Las venas reticulares pueden ser normales, aunque sólo una ecografía dúplex puede confirmar si lo son o no. Las venas de araña siempre son anómalas y, por lo tanto, las analizamos en nuestra sección de trastornos.
  • Venas reticulares

Venas pélvicas

Las venas que drenan sangre desde los órganos de la zona pélvica están ubicadas a mayor profundidad en el cuerpo. En las mujeres, las más importantes drenan los ovarios, recorren la parte posterior del abdomen y vacían la sangre desoxigenada en las venas principales cerca de los riñones. Éstas se conocen como “venas ováricas”. Los hombres tienen venas parecidas, aunque en su caso drenan la sangre desoxigenada desde los testículos y, por tanto, se llaman “venas testiculares”. Tanto en los hombres como en las mujeres, en la zona pélvica hay dos venas más cortas llamadas “venas ilíacas internas”.
  • Venas ováricas
  • Venas testiculares
  • Venas ilíacas internas

Venas de los pies

Las venas de los pies son muy importantes en lo que respecta a la circulación ascendente de la sangre por la pierna al andar. Sin embargo, casi nunca están involucradas en ninguna enfermedad venosa, excepto a nivel cosmético.
  • Venas de los pies

Venas de los brazos y de las manos

Las venas de los miembros superiores (brazos y manos) suelen ser prominentes y, por tanto, visibles. Esto es más pronunciado en la gente que está muy delgada, que es muy atlética o que, como consecuencia de la edad, ha perdido grasa en manos y brazos. En casi todos los casos, las venas funcionan normalmente, al igual que sus válvulas, aunque la inflamación de las venas puede resultar dolorosa y su apariencia puede ser desagradable.
  • Venas de los brazos
  • Venas de las manos
 
 

 

PATROCINADO POR